Como dato histórico, por primera vez, los límites en los valores de THC específicos para Europa, se fijaron en el año 1984. En un 0´5%, límite que se redujo tiempo después al 0´3%, en base a las normas dictadas por la Asociación Internacional Para la Taxonomía de las Plantas (IAPT).

Fue en el año 1999 cuando la Unión Europea volvió a reducir la cantidad permitida de THC para el cáñamo en 0´2%. Medida que se consideró con el fin de evitar el cultivo de sustancias estupefacientes. Y diferenciar, así, el cáñamo destinado a la industria, fibra y textil.

Pero, actualmente y debido al interés que ha despertado nuevamente el cultivo de cáñamo industrial entre los agricultores y su posterior comercialización, el Parlamento Europeo ha decidido dar una oportunidad a esta planta tan valiosa.

 ¿Qué ha pasado exactamente?

EL PARLAMENTO EUROPEO A FAVOR DE LA SUBIDA DEL LÍMITE DE THC IMPUESTO POR LA UE  DE 0´2 % A 0´3%

 El 25 de octubre, el Parlamento Europeo votó a favor de aumentar el nivel autorizado de THC para el cáñamo industrial. Pasó del 0´2% al 0´3%. Un paso crucial en el proceso de restablecer ese nivel de THC para el cáñamo europeo.

Esta decisión ha sido tomada debido a que la Asociación Europea del Cáñamo Industrial (EIHA) en una medida desesperada para acabar con la desconfianza subyacente que sigue presente en nuestra sociedad. En gran parte por el desconocimiento de los beneficios de esta valiosa planta. Ha argumentado que aumentar el límite de THC al 0´3% no tendría ningún efecto notable en la producción ilícita de cannabis. Citando repetidamente estudios que han demostrado que no hay más riesgo de seguridad en el cáñamo que contiene el 0´3% que en el que tiene el 0´2% de THC.

La Asociación Europea del Cáñamo Industrial (EIHA)

Lleva años luchando por demostrar el auténtico valor del cáñamo industrial. Además de dar a conocer el modelo de crecimiento cualitativo y sostenible que se pretende desarrollar. Y del cual se podrá beneficiar el medioambiente, la sociedad y la economía, representando los intereses comunes de agricultores, productores y comerciantes, presentando el cultivo de cáñamo industrial como un modelo a prueba de futuro. Un cultivo polivalente que genera una materia prima de calidad negativa en carbono. Una fuente de alimentos nutritivos y saludables, avalados con un historial de consumo seguro y que genera actividades económicas rentables y socialmente responsables.

La propuesta, largamente defendida por la EIHA, fue incluida en la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) adoptada por el Parlamento.

Esto ha obtenido como resultado la posición parlamentaria oficial. Que se utilizará en las negociaciones con el Consejo Europeo y la Comisión Europea en las reuniones tripartitas que forman parte del proceso de adopción de actos en la UE. Así como la votación a favor de la inclusión del cáñamo en la lista de productos que tiene como objeto su regulación para mejorar la economía, la producción y sostenibilidad. Y, así, poder avanzar y crecer junto con el resto de países que ya han optado por incluir, de forma regulada, el cáñamo como un producto habitual en los diferentes comercios a nivel mundial.

Esta regulación incluye diversas normativas referentes, entre otras, a las definiciones técnicas, el etiquetado, el envasado, las sustancias y métodos utilizados en la producción, el tipo y el lugar de cultivo, etcétera.

Probablemente esto sea el inicio de la Revolución del cáñamo tras una lucha imparable e incansable.

Estamos un paso más cerca de conseguir este cambio tan ansiado como necesario. Por esta razón, si estas interesado en unirte a esta Revolución del cáñamo industrial y emprender tu negocio basado en esta nueva oportunidad. No dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales especializados en el sector.

¡Ahora es tu momento!

Raquel Galiano
Abogada penalista especialista en delitos contra la salud pública

Compartir en redes sociales
Quiero más información sobre este tema

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Teléfono

    1. Responsable de los datos: Grupo Laboratorio Jurídico S.L
    2. Finalidad de los datos: Responder a solicitudes de información.
    3. Legitimación: Su propio consentimiento
    4. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Siteground Spain S.L (UE)
    5. Derechos: En cualquier momento usted puede modificar, recuperar y eliminar su información.