El cultivo de cáñamo industrial, a pesar de ser completamente legal e incluso estar subvencionado a nivel europeo, no es habitual en España. Hay mucho desconocimiento, no sólo por parte de los potenciales cultivadores, sino también incluso por parte de algunas autoridades y delegaciones de agricultura.

Así, las personas que están interesadas en este cultivo no encuentran información sobre qué trámites deben realizar y qué pueden hacer después para comercializarlo. Hay muchas posibilidades en la industrial del cáñamo industrial, no sólo en el cultivo, sino también en la transformación o distribución del producto. En este artículo te damos todos los detalles.

¿Qué es el cáñamo industrial?

El cáñamo es una planta perteneciente a la familia botánica Cannabaceae y son muy características sus hojas pecioladas.

Existen tres variedades de cáñamo:

  • Cáñamo industrial (posee menos de 0,3% de THC y no es psicoactivo, por lo que se permite su cultivo).
  • Cannabis sativa L (contenido más alto de THC y con efectos psicoactivos).
  • Cannabis sativa var indica.

Su cultivo acarrea algunos problemas derivados de la similitud de la planta del cáñamo industrial con la de la marihuana. Es más, durante la dictadura franquista, debido a las dificultades de distinguir entre la variedad legal del cáñamo y la que tiene componentes psicotrópicos, se ilegalizó totalmente el cultivo del cáñamo.

España, lugar de cultivo ideal

Se trata de una planta de crecimiento rápido, que requiere humedad para su crecimiento, siendo ideales los climas húmedos y cálidos o templados para su cultivo. Por ello, España climatológicamente es un lugar idóneo para el cultivo de cáñamo industrial.

Actualmente, se cultiva cáñamo industrial en varias comunidades autónomas. En la zona norte del Estado, debido a la humedad y la lluvia, se destina a fines alimenticios. Mientras, en el sur se dirige a la industria papelera.

Algunos de los semilleros industriales más conocidos en España son: Celulosa de Levante (Tarragona), Agrosa Semillas (Guadalajara), Agrofibra (Barcelona), Cooperativa Galihemp (Lugo), Taller Textil de Triste (Huesca), etc.

Recuperación del cultivo tradicional de cáñamo

La reactivación de este cultivo podría traer consigo múltiples beneficios, tanto para la economía nacional como local. Se fomentaría la creación de nuevos empleos y sería una herramienta en la lucha contra la despoblación rural.

Un ejemplo de esta forma de revitalizar las zonas rurales es el proyecto de la ONG Lazos Verdes, creada en 2018 con el objetivo de evitar la despoblación rural y reindustrializar las zonas rurales a través de un desarrollo económico y social sostenible.

Su primer proyecto en España se ha dirigido al municipio de Santa Cruz de los Cáñamos (Ciudad Real), que cuenta con 530 habitantes. Pretende la reactivación de la industria del cáñamo en sus tierras. El cáñamo va incluido en el propio nombre de la localidad y en su escudo, y se cultivaba ya en el siglo XVI.

Las primeras pruebas de cultivo se han realizado con semillas certificadas por la Unión Europea, aunque están intentando encontrar el tipo de semilla que se cultivaba antaño en esta localidad. Así, podrían crear en un futuro una denominación de origen con la semilla de cáñamo de Santa Cruz de los Cáñamos.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Universidad Complutense, la Universidad Politécnica y la Universidad de Castilla-La Mancha.

Los numerosos usos del cáñamo industrial

El cáñamo es un cultivo resistente que mejora la estructura del suelo y que se utiliza para prevenir la erosión de la tierra y la aparición de plantas no deseadas.

El cáñamo industrial tiene infinidad de aplicaciones: industria alimentaria, industria papelera, cosmética, cordaje, medicina, agricultura, sector textil, semillas, aceites ricos en grasas y proteínas, lubricantes, bioplásticos, combustible biodiésel, materiales de bioconstrucción, etc.

Aparte de los miles de usos que tiene la planta, el cáñamo industrial es biodegradable y reciclable, y su cultivo exige menos pesticidas, fertilizantes y agua.

Situación legal del cáñamo industrial

A día de hoy, es posible cultivar cáñamo en la Unión Europea cuyo contenido en THC, principal cannabinoide psicoactivo de la planta, esté por debajo del 0,2%.

El Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre de 1999, autoriza 25 variedades de cáñamo industrial para el cultivo en España, además de establecer las normas para la concesión de subvenciones para cultivos destinados a la producción de fibras. Para que el cultivo sea legal, las semillas han de estar certificadas por la UE.

Para la obtención y posterior comercialización de fibra, semillas o la utilización de las mismas para fines hortícolas o para vender la flor de cáñamo como producto ornamental, será necesario:

  • Autorización de la consejería de agricultura del municipio correspondiente.
  • Comprar semilla certificada.
  • Conservar todas las facturas y análisis para demostrar ante las autoridades competentes que se trata de una semilla legal.

Esta certificación habrá que presentarla ante la Oficina Comarcal Agraria del municipio donde se vaya a cultivar. Debe cumplimentarse una memoria de uso y destino final del cáñamo, que puede ser para uso textil o como planta oleaginosa.

Con la memoria, deberá darse de alta la plantación en el Registro General de la Producción Agrícola, exigiéndose también la realización de análisis periódicos del cultivo para que el nivel de THC no sobrepase el 0,2% permitido.

Es recomendable también informar a la Guardia Civil de la existencia de la plantación para evitar problemas futuros.

Por último, si hay una transformación o extracción de CBD, es necesaria la preceptiva licencia de la Agencia Española del  Medicamento y Productos Sanitarios.

Consúltanos

Si estás pensando en entrar en esta prometedora industria, en THC Abogados te acompañamos en el lanzamiento de tu empresa dentro de la industria del cáñamo, para que no te topes con ningún problema legal o administrativo. ¡Consúltanos sin compromiso!

Raquel Galiano
Abogada penalista especialista en delitos contra la salud pública

Rocío Gómez Maestre
Abogada especialista

Compartir en redes sociales
Quiero más información sobre este tema

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

  1. Responsable de los datos: Grupo Laboratorio Jurídico S.L
  2. Finalidad de los datos: Responder a solicitudes de información.
  3. Legitimación: Su propio consentimiento
  4. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Siteground Spain S.L (UE)
  5. Derechos: En cualquier momento usted puede modificar, recuperar y eliminar su información.